El poder de las Chicas Skaters, Julia Varela

El poder de las Chicas Skaters, Julia Varela

El poder de las Chicas Skaters

Esta entrada es muy especial para mí porque cuando hablamos de escribir sobre el skate femenino se me iluminó la cara dibujándome una sonrisa en el rostro, aunque también pensé si sería capaz, ya que no soy mujer y mi forma de ver el skate puede ser diferente al de una skater girl. De todas formas, intentaré hacer la mayor justicia posible hablando de las skaters girls con más garra y pasión que conozco. Una de las mejores y mis favoritas.

Las chicas son Guerreras

Como dice la canción Las chicas son guerreras. Si no me creéis podéis pasaros por las cuentas de Instagram de la revista @Doloresmagazine o @hijasdelalija que son todo un ejemplo de puro skate girl. Las chicas son increíbles, su pasión por lo que hacen es desbordante.

En mi época la más conocida era Elissa Steamer, pero no fue la primera. Todos tenemos en la retina las imágenes de Patti McGee que apareciendo en la portada de Life en 1965 haciendo un “handstand”.

Pero sin duda Steamer fue una más de la manada y eso forjó los cimientos de lo que hoy en día es normal en cualquier cuadrilla. Elissa recibió un skate de regalo a los 10 años como nos pasó a casi todos, poco a poco, pateando todos los días, progresó y sobresalió como sólo hacen los mejores.

A mediados de los 90 Chad Muska, Jamie Thomas y Ed Templeton se fijaron en ella, le propusieron un puesto en el team de “Toy machine”, convirtiéndose en la primera mujer en tener una full part en un video de larga duración “Welcome to hell” en 1996. Por cierto, es digno ver.

Chicas Skaters, «son una más de la manada»

Hasta ese momento muchos de mis amigos, incluyendome, no fuimos conscientes que teníamos a alguien en el grupo que lo tuvo más difícil que Elissa. Que se convirtió poco a poco en una skater girl reconocida por todos, que luchó en un país como el nuestro, con su machismo noventero, que se forjo a golpes en las espinillas y que ha pisado más tablas, que escenarios la Piqué.

Siempre me gustó patinar con Vanessa Toledano aunque, por nuestro salto generacional, sólo fuera en nuestra casa, “EL NEPAL”. Pero eso no fue un inconveniente para ripar y pasarlo bien con ella. Puedo presumir de su amistad y sonrisa cada vez que nos vemos, pase el tiempo que pase, el que sea skater entenderá esa sensación. Nosotros nos consideramos más familia que amigos.

La igualdad dentro del Skate

La forma de ser de los skater, como la sociedad, ha cambiado en estos años. Cada vez se ven más chicas skaters que, como dijo Elissa, «son una más de la manada». El mercado de ropa enfocado a ellas ha crecido.

Con las olimpiadas y con marcas nuevas como “Monarch Project” están consiguiendo que la visibilidad de las skaters aumente y sea tan valorada por todos como los que siempre nos vimos comprometidos con una igualdad que otros rechazaban.

Julia, una Skater Girl DIY

Hace poco, junto con Rafa, mi socio y amigo, conocí a Julia Varela. Una skater de un DIY (holydamnsundaybitch) próximo a mi casa, el cual Gorila apoya con recursos y soporte. Me gusta conocer skaters nuevos y si son tan geniales como los de este DIY aún más.

Nos parecía imprescindible que en una entrada de chicas skaters, hablara una chica skater y, como siempre estamos liándola, en esta oportunidad le pedimos a Julia que nos contara en unas líneas cómo ve el skate y sus vivencias, por supuesto aceptó el reto y esto es lo que escribió para nosotros.

«Nunca es demasiado tarde»

«Empecé a patinar hace más o menos un año y medio. Siempre me había molado ver a la gente patinando y el buen rollo de todo el mundo, pero pensaba que era demasiado tarde para pillarme una tabla y empezar a aprender.

Fue en Lyon cuando una amiga me presentó a todos sus colegas de por ahí, y uno de ellos me dio una tabla suya de sobra. Acababa de empezar, así que todavía no controlaba mucho, pero solo recorrer la ciudad y moverme en la tabla ya cambió completamente mi forma de pasar el tiempo en Lyon y de ver todos los sitios de la ciudad y la gente…

«Al volver a Madrid fue el mejor verano de mi vida»

Recuerdo que al llegar, estábamos todos de cuarentena y que uno de los primeros días, salí a escondidas para que mi primo me dejase otra tabla antigua que tenía por ahí.

Me pasé todos los días practicando, a moverme por mi casa en patín, empezando a hacer ollies y viéndome videos. Ya cuando pudimos salir, había más chicas de por aquí que patinaban y amigas que estaban empezando.

Al principio, siempre da un poco de corte plantarte en un skatepark si vas sola, pero poco a poco al ir conociendo a la gente, rápidamente formamos una piña con los que patinar.

Comenzó a ser mi plan de todos los días, bajar al parque, estar con la gente y probar cosas nuevas.

A todo esto empezamos a construir un DIY cerca de donde vivimos, el Holy DIY (@holydamnsundaysbitch), que nos unió a todos mucho más y nos dieron muchas ganas de seguir patinando, mejorando y haciendo cosas como estas.

d45a47c8 dd18 46f8 862d 07f26e56ec0c El poder de las Chicas Skaters, Julia Varela Chicas Skaters

«Las cosas se consiguen con esfuerzo»

Para mí, este año y medio que llevo patinando ha sido muy diferente al resto. Solo una tabla de madera con cuatro ruedas, ha sido capaz de llenar de adrenalina y diversión cualquier día. Hablar con gente nueva y aprender de ellos, de sus trucos, de sus valores, de su actitud.

Yo creo que una de las cosas que me ha enseñado el skate es a aprender que las cosas se consiguen con esfuerzo, a base de intentos e intentos, y de no echarte atrás, sino de lanzarte a hacer trucos, o a probar sitios nuevos, movidas nuevas, aunque sepas que te va a costar. Ripar con mis colegas y engorilarnos mutuamente. Empezar a ver cada rincón como un spot y ver cómo cada uno “juega” con la ciudad a su manera.

Creo que no importa ser chica, ser chico, ser mejor o peor, si te gusta patinar, hazlo, lo importante es disfrutar.»

Julia Varela @juliavarelaaa

Poco más puedo añadir después de esto, lo único que quiero decir es que mis skaters favoritas no son Leticia Bufoni o Elissa Steamer. Mis skaters favoritas son mis amigas.

Esperamos que esta no sea la única entrada que publiquemos sobre chicas skaters, así que, si eres una de ellas y tienes una historia interesante que contar sobre tus inicios en el skate, envía tu relato a skateshopgorila@gmail.com, adjunta una foto y tus perfiles en redes sociales.

By Cory. @corysk8

 

El Skate Post COVID19

El Skate Post COVID19

CUARENTENA

Esperando que todos vosotros, vuestros familiares, amigos y en general, profesionales del sector del skate estéis bien, me gustaría comentar lo que para mí ha sido y está siendo esta pandemia y como creo que será el Skate post COVID-19.

Lamentablemente nos hemos visto en esta situación tan desagradable en nuestra generación, un virus llamado COVID-19 que proviene de algún lugar del mundo y que nos ha golpeado con dureza a todos.

No creo en países ni en fronteras ya que el skate es universal, y de igual modo, no culpo a quien sufrió por primera vez esta enfermedad.

Nuestros gobernantes decidieron que la mejor forma de parar los contagios fuera una cuarentena obligatoria para todas las personas que no tuvieran trabajos esenciales. Esto nos llevó a estar en casa durante un mes, ¡¡¡UN MES!!. Qué locura, no puedo estar una tarde entera en casa y me confinan un mes.

Y nos Hicimos más Fuertes…

Para la mayoría ha sido un suplicio llevado lo mejor posible. Pero en las redes sociales, que fueron la ventana al mundo en esos momentos, los Skaters comprobamos que no parábamos de ingeniar cosas para patinar y continuar con nuestro deporte como por ejemplo, una botella de Fanta con el tapón bien reforzado simulando un Balance Board by @hamblet_nepal, una toalla en el suelo a modo de ejes para practicar en casa el Ollie by @contablas_mag y demás ingenios para seguir practicando nuestro deporte, sin olvidar el afortunado que tenía jardín y se fabricó una rampita comprando online las maderas.

Esta circunstancia consiguió que nos hiciéramos más fuertes, reafirmando nuestra condición de skaters, y creando un lazo con compañeros de otros lugares del mundo, que al igual que nosotros, buscaban la manera de hacer skate sin importar casa, terraza o jardín.

Fase 1

Con el comienzo de la famosa desescalada, que se fue produciendo globalmente, casi a la vez pudimos comprobar que poco a poco salíamos a practicar Calle (Street), por ello tuvimos que tirar de compra online para adquirir ruedas blandas  y poder rular por las calles a toda velocidad como cuando éramos unos niños.

Tablas algo más finas para facilitar los trucos que muchos de nosotros llevamos años sin hacer y que nos devolvió la felicidad de poder salir con el skate y practicar nuestro deporte.

Grabamos con el teléfono los flip en el bordillo, los manual, los pivot y más trucos de calle para poder enseñar al mundo que estabas haciendo lo que más te gusta.

Al poco de encontrarnos en esta fase nos permitieron patinar en skateparks que estuvieran en polideportivos con vigilancia.

En algunos casos con cita previa, en otros sacando un máster en informática y trámites burocráticos. Esto solo reafirmó que seguiría patinando a pesar de la enfermedad y el no poder ir a tu spot preferido.

Nueva Normalidad

Hoy en día estamos en un estado convulso con muchas incógnitas e incertidumbres.

No sabemos cómo patinar de forma segura para no contagiarnos y tampoco controlamos el medio lo suficiente para evitar contacto social, por lo tanto tendremos que cambiar algunas cosas.

El Skate, como deporte individual, será uno de los más seguros. No es necesario el contacto físico, los espacios que frecuentamos en su gran mayoría son espacios abiertos con seguridad e higiene casi en su totalidad.

En el caso de los indoors existe aforo limitado y medios de seguridad más que suficientes por ser instalaciones de alto rendimiento, en casi todos se está trabajando bajo cita previa, así garantizan que las instalaciones tienen el personal y los medios adecuados para practicar nuestro deporte de forma segura.

Cumple con las normas

Por otro lado, nosotros tendremos que tomar nuestras propias medidas, de sobra conocidas.

El uso de mascarilla mientras no patinamos, distanciamiento social, limpieza de manos (deberíamos llevar siempre gel hidroalcohólico en la mochila y nunca, bajo ningún concepto, se debe echar en heridas abiertas. Por favor, NO uséis el “conocimiento popular”) y muy importante en nuestro caso, no compartir bebidas ni comida en nuestro spot.

Dicho esto, creo que nuestro querido deporte se verá incrementado en los próximos años debido a esta pandemia y a la necesidad de practicar deportes minoritarios en el futuro.

Es nuestra responsabilidad como profesionales del sector y como skaters que nunca dejamos a nadie atrás, el apoyar a todas esas personas que van a encontrar en nuestro deporte un escape y una manera de ver la vida de forma diferente y conseguir que, entre todos, esta pandemia sea solo una pesadilla del pasado.

Un nuevo reto

Para terminar este blog y a modo de reflexión tenemos que ser conscientes del gran reto que viene y de las dificultades que nos vamos a encontrar en el futuro con esta enfermedad, actuaremos con cautela ante los spot, tendremos que ser más prudentes en las líneas, en los skatepark, intentaremos no cruzarnos ni chocar entre nosotros, respetaremos los turnos en bordillos, rampas y sobre todo y sin ninguna duda, seguiremos patinando.

Solo me queda despedirme y agradecerte que leyeras este blog, que mis palabras te sirvan para algo sin perder el espíritu que ya tienes de skater.

Un saludo,
Cory @corysk8

0
    0
    Carrito
    Tu carrito está vacioVolver a Comprar
    ×